Ascensión al pico Marboré, primer intento

Este pasado fin de semana, tres almas inquietas se armaron de valor y con la mochila al hombro trataron de alcanzar la cima del pico del Pirineo Aragonés que amablemente nos cede su nombre.

Haciendo noche en el refugio de Goriz comenzaron la marcha con la primera luz del día, bajo un cielo claro y a la sombra del Monte Perdido ascendieron hasta la pala final para subir el pico Marboré, pero una desagradable sorpresa les esperaba; al llegar allí las nubes se habían hecho con la cima del Marboré y amenazaban con seguir bajando y engullendo más y más terreno.

A pesar de la ilusión y las fuerzas que en ningún momento decayeron, estas tres almas inquietas decidieron ser prudentes y dar media vuelta de manera segura viéndose trucado su primer intento de ascensión al pico Marboré.

Puede parecer una historia triste, pero este espectacular fin de semana de alta montaña les sirvió para conocer mejor las inmediaciones del pico y armarse de ganas para el próximo intento.

Sin más que añadir,

¡Hasta la próxima Marboré!

Leave a Reply